Como elaborar un contador de unidades decenas y centenas

Como elaborar un contador de unidades decenas y centenas

Decenas y unidades de grado 2 ejemplos

Imagina un mundo en el que cada número entero tuviera su propio símbolo: un símbolo para el 1, el 2, el 3…, junto con un símbolo para el 87, el 135 y el 62 millones (por nombrar algunos). Difícilmente podríamos contar, y mucho menos realizar la aritmética o cualquiera de las matemáticas que tenemos hoy en día.
El valor posicional es la base de todo nuestro sistema numérico. Es el sistema en el que la posición de un dígito en un número determina su valor. El número 42.316 es diferente del 61.432 porque los dígitos están en posiciones diferentes. En el sistema estándar, llamado sistema numérico de base diez (o sistema decimal), cada posición representa diez veces el valor de la posición a su derecha. Puedes pensar en esto como si hicieras grupos de diez de la unidad más pequeña y los combinaras para hacer una nueva unidad.
Diez unos forman una de la siguiente unidad más grande, las decenas. Diez de esas unidades forman una de la siguiente unidad mayor, las centenas. Esta pauta continúa para los valores mayores (diez centenas = un millar, diez millares = un diez mil, etc.), y para los valores decimales menores (diez décimos = un uno, diez centésimos = un décimo, etc.). A partir del segundo curso, sus alumnos se centrarán en dominar el valor posicional de las unidades, las decenas y las centenas. En este artículo, ofrecemos dos lecciones para introducir y desarrollar el concepto del sistema numérico de base diez.

Decenas y unidades grado 1

El objetivo de esta unidad de lecciones secuenciadas es desarrollar el conocimiento y la comprensión del valor posicional de los números de tres cifras y del millar. También se trata de permitir a los alumnos generalizar a partir de hechos conocidos de dos dígitos, aplicar los patrones asociados a éstos a los números de tres dígitos hasta el 999, e introducir el 1000.
Esta unidad de trabajo sigue a Construir con decenas, en la que se explora la estructura del valor posicional de los números de dos cifras. Los alumnos han ido construyendo su comprensión de un grupo de diez objetos como una unidad y están empezando a conectar esta idea con nuestro sistema de numeración. Esta comprensión del valor posicional en desarrollo se generaliza aquí para aplicarse a todos los números de tres dígitos y a 1000.
A medida que los alumnos trabajan con diversos materiales de valor posicional, se deben establecer claramente las conexiones entre las diferentes representaciones y desarrollar las ideas clave. Los alumnos comienzan a trabajar con materiales en los que las decenas pueden componerse y descomponerse con unidades individuales (por ejemplo, judías y recipientes) hasta utilizar materiales preagrupados. Los materiales se vuelven cada vez más abstractos hasta el punto de utilizar modelos no proporcionales. La representación de una cantidad sólo con dígitos es, de hecho, la más abstracta. En este caso, la capacidad de utilizar de forma competente el mismo marcador (dígito) para representar diferentes valores, depende de que el alumno tenga una sólida comprensión conceptual de la estructura y los patrones dentro de nuestro sistema de base diez.

Cómo enseñar las decenas y las unidades

Los bloques de base diez ofrecen formas prácticas de aprender el valor posicional, los conceptos numéricos, las operaciones, las medidas y mucho más. Ayudan a los estudiantes a representar físicamente lo que están aprendiendo para que puedan desarrollar una comprensión más profunda del significado de cada concepto. Al construir combinaciones numéricas con los Bloques de Base Diez, los estudiantes se introducen con facilidad en el concepto de reagrupación o intercambio, y pueden ver el desarrollo lógico de cada operación.Shop NowSKILLS
Hay una gran variedad de accesorios disponibles.Ver todoAprender sobre los bloques de base diezLos bloques de base diez proporcionan un modelo espacial de nuestro sistema numérico de base diez. Los bloques más pequeños -cubos que miden 1 cm de lado- se llaman unidades. Los bloques largos y estrechos que miden 1 cm por 1 cm por 10 cm se llaman varillas. Los bloques planos y cuadrados que miden 1 cm por 10 cm por 10 cm se llaman planos. Los bloques más grandes que miden 10 cm de lado se llaman cubos. Cuando trabajamos con experiencias de valor posicional de base diez, solemos utilizar la unidad para representar las unidades, la varilla para representar las decenas, el plano para representar las centenas y el cubo para representar los millares. Proporcionar nombres basados en la forma y no en el valor permite cambiar el nombre de las piezas cuando sea necesario. Por ejemplo, cuando se estudian los decimales, una clase puede utilizar el plano para representar una unidad y establecer el valor de las otras piezas a partir de ahí.

Fichas de centenas, decenas y unidades

Nuestros dedos se llaman «dígitos», y también los números 0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8 y 9. («Numerales» significa «caracteres numéricos»). (Utilizamos estos diez dígitos, junto con el concepto de valor posicional, exactamente en el mismo sentido en el que utilizamos nuestros dedos y nuestros montones de canicas en la página anterior: un determinado «lugar» nos dice con qué unidad estamos trabajando, y el dígito nos dice cuántos necesitamos de esa unidad.
Así, por ejemplo, la expresión «264» significa «dos de 100, más seis de 10, más cuatro de 1», porque las centenas, las decenas y los unos son los que se almacenan en esos lugares concretos. En lo que se denomina «notación expandida», el número «264» puede escribirse como:

Usamos cookies para asegurar que le damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúa usando este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello. Nuestros socios (incluye a Google) podrán compartir, almacenar y gestionar sus datos para ofrecerle anuncios personalizados    Más información
Privacidad