Funcion de transferencia de un pid

Funcion de transferencia de un pid

Funcion de transferencia de un pid

Ejemplo de cálculo de un controlador pid

Un controlador proporcional-integral-derivativo (controlador PID o controlador de tres términos) es un mecanismo de bucle de control que emplea la retroalimentación y que se utiliza ampliamente en los sistemas de control industrial y en una variedad de otras aplicaciones que requieren un control continuamente modulado. Un controlador PID calcula continuamente un valor de error

como la diferencia entre una consigna deseada (SP) y una variable de proceso medida (PV) y aplica una corrección basada en términos proporcionales, integrales y derivativos (denominados P, I y D respectivamente), de ahí su nombre.

En términos prácticos, aplica automáticamente una corrección precisa y sensible a una función de control. Un ejemplo cotidiano es el control de crucero de un coche, en el que al subir una cuesta se reduce la velocidad si sólo se aplica una potencia constante al motor. El algoritmo PID del controlador restablece la velocidad medida a la deseada con un retardo y un rebasamiento mínimos, aumentando la potencia del motor de forma controlada.

El primer análisis teórico y la primera aplicación práctica se produjeron en el campo de los sistemas de dirección automática para barcos, desarrollados a partir de principios de la década de 1920. A continuación, se utilizó para el control automático de procesos en la industria manufacturera, donde se implantó ampliamente en controladores primero neumáticos y luego electrónicos. Hoy en día, el concepto PID se utiliza universalmente en aplicaciones que requieren un control automático preciso y optimizado.

Wikipedia

Un controlador proporcional-integral-derivativo (controlador PID o controlador de tres términos) es un mecanismo de bucle de control que emplea la retroalimentación y que se utiliza ampliamente en los sistemas de control industrial y en una variedad de otras aplicaciones que requieren un control continuamente modulado. Un controlador PID calcula continuamente un valor de error

como la diferencia entre una consigna deseada (SP) y una variable de proceso medida (PV) y aplica una corrección basada en términos proporcionales, integrales y derivativos (denominados P, I y D respectivamente), de ahí su nombre.

En términos prácticos, aplica automáticamente una corrección precisa y sensible a una función de control. Un ejemplo cotidiano es el control de crucero de un coche, en el que al subir una cuesta se reduce la velocidad si sólo se aplica una potencia constante al motor. El algoritmo PID del controlador restablece la velocidad medida a la deseada con un retardo y un rebasamiento mínimos, aumentando la potencia del motor de forma controlada.

El primer análisis teórico y la primera aplicación práctica se produjeron en el campo de los sistemas de dirección automática para barcos, desarrollados a partir de principios de la década de 1920. A continuación, se utilizó para el control automático de procesos en la industria manufacturera, donde se implantó ampliamente en controladores primero neumáticos y luego electrónicos. Hoy en día, el concepto PID se utiliza universalmente en aplicaciones que requieren un control automático preciso y optimizado.

Ejemplo de controlador pid

Un controlador proporcional-integral-derivativo (controlador PID o controlador de tres términos) es un mecanismo de bucle de control que emplea la retroalimentación y que se utiliza ampliamente en los sistemas de control industrial y en una variedad de otras aplicaciones que requieren un control continuamente modulado. Un controlador PID calcula continuamente un valor de error

como la diferencia entre una consigna deseada (SP) y una variable de proceso medida (PV) y aplica una corrección basada en términos proporcionales, integrales y derivativos (denominados P, I y D respectivamente), de ahí su nombre.

En términos prácticos, aplica automáticamente una corrección precisa y sensible a una función de control. Un ejemplo cotidiano es el control de crucero de un coche, en el que al subir una cuesta se reduce la velocidad si sólo se aplica una potencia constante al motor. El algoritmo PID del controlador restablece la velocidad medida a la deseada con un retardo y un rebasamiento mínimos, aumentando la potencia del motor de forma controlada.

El primer análisis teórico y la primera aplicación práctica se produjeron en el campo de los sistemas de dirección automática para barcos, desarrollados a partir de principios de la década de 1920. A continuación, se utilizó para el control automático de procesos en la industria manufacturera, donde se implantó ampliamente en controladores primero neumáticos y luego electrónicos. Hoy en día, el concepto PID se utiliza universalmente en aplicaciones que requieren un control automático preciso y optimizado.

Controlador pid

Un controlador proporcional-integral-derivativo (controlador PID o controlador de tres términos) es un mecanismo de bucle de control que emplea la retroalimentación y que se utiliza ampliamente en los sistemas de control industrial y en una variedad de otras aplicaciones que requieren un control continuamente modulado. Un controlador PID calcula continuamente un valor de error

como la diferencia entre una consigna deseada (SP) y una variable de proceso medida (PV) y aplica una corrección basada en términos proporcionales, integrales y derivativos (denominados P, I y D respectivamente), de ahí su nombre.

En términos prácticos, aplica automáticamente una corrección precisa y sensible a una función de control. Un ejemplo cotidiano es el control de crucero de un coche, en el que al subir una cuesta se reduce la velocidad si sólo se aplica una potencia constante al motor. El algoritmo PID del controlador restablece la velocidad medida a la deseada con un retardo y un rebasamiento mínimos, aumentando la potencia del motor de forma controlada.

El primer análisis teórico y la primera aplicación práctica se produjeron en el campo de los sistemas de dirección automática para barcos, desarrollados a partir de principios de la década de 1920. A continuación, se utilizó para el control automático de procesos en la industria manufacturera, donde se implantó ampliamente en controladores primero neumáticos y luego electrónicos. Hoy en día, el concepto PID se utiliza universalmente en aplicaciones que requieren un control automático preciso y optimizado.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos