Big data center

Big data center

centro de datos de amazon

Un centro de datos (inglés americano)[1] o centro de datos (inglés británico)[2][nota 1] es un edificio, un espacio dedicado dentro de un edificio o un grupo de edificios[3] utilizado para albergar sistemas informáticos y componentes asociados, como sistemas de telecomunicaciones y almacenamiento[4][5].
Dado que las operaciones informáticas son cruciales para la continuidad de la empresa, suele incluir componentes e infraestructuras redundantes o de reserva para el suministro eléctrico, las conexiones de comunicación de datos, los controles ambientales (por ejemplo, aire acondicionado, extinción de incendios) y diversos dispositivos de seguridad. Un gran centro de datos es una operación a escala industrial que utiliza tanta electricidad como una pequeña ciudad[6].
Los centros de datos tienen sus raíces en las enormes salas de ordenadores de los años 40, tipificadas por ENIAC, uno de los primeros ejemplos de centro de datos[7][nota 2] Los primeros sistemas informáticos, complejos de operar y mantener, requerían un entorno especial para funcionar. Se necesitaban muchos cables para conectar todos los componentes, y se idearon métodos para acomodarlos y organizarlos, como bastidores estándar para montar los equipos, suelos elevados y bandejas de cables (instaladas por encima o por debajo del suelo elevado). Un solo ordenador central requería una gran cantidad de energía y tenía que estar refrigerado para evitar el sobrecalentamiento. La seguridad se convirtió en algo importante, ya que los ordenadores eran caros y a menudo se utilizaban con fines militares[7][nota 3], por lo que se elaboraron unas directrices básicas de diseño para controlar el acceso a la sala de ordenadores.

el centro de datos de la ciudadela

Un centro de datos (inglés americano)[1] o centro de datos (inglés británico)[2][nota 1] es un edificio, un espacio dedicado dentro de un edificio o un grupo de edificios[3] utilizado para albergar sistemas informáticos y componentes asociados, como sistemas de telecomunicaciones y almacenamiento[4][5].
Dado que las operaciones informáticas son cruciales para la continuidad de la empresa, suele incluir componentes e infraestructuras redundantes o de reserva para el suministro eléctrico, las conexiones de comunicación de datos, los controles ambientales (por ejemplo, aire acondicionado, extinción de incendios) y diversos dispositivos de seguridad. Un gran centro de datos es una operación a escala industrial que utiliza tanta electricidad como una pequeña ciudad[6].
Los centros de datos tienen sus raíces en las enormes salas de ordenadores de los años 40, tipificadas por ENIAC, uno de los primeros ejemplos de centro de datos[7][nota 2] Los primeros sistemas informáticos, complejos de operar y mantener, requerían un entorno especial para funcionar. Se necesitaban muchos cables para conectar todos los componentes, y se idearon métodos para acomodarlos y organizarlos, como bastidores estándar para montar los equipos, suelos elevados y bandejas de cables (instaladas por encima o por debajo del suelo elevado). Un solo ordenador central requería una gran cantidad de energía y tenía que estar refrigerado para evitar el sobrecalentamiento. La seguridad se convirtió en algo importante, ya que los ordenadores eran caros y a menudo se utilizaban con fines militares[7][nota 3], por lo que se elaboraron unas directrices básicas de diseño para controlar el acceso a la sala de ordenadores.

centro de datos de microsoft

Un centro de datos (inglés americano)[1] o centro de datos (inglés británico)[2][nota 1] es un edificio, un espacio dedicado dentro de un edificio o un grupo de edificios[3] utilizado para albergar sistemas informáticos y componentes asociados, como sistemas de telecomunicaciones y almacenamiento[4][5].
Dado que las operaciones informáticas son cruciales para la continuidad de la empresa, suele incluir componentes e infraestructuras redundantes o de reserva para el suministro eléctrico, las conexiones de comunicación de datos, los controles ambientales (por ejemplo, aire acondicionado, extinción de incendios) y diversos dispositivos de seguridad. Un gran centro de datos es una operación a escala industrial que utiliza tanta electricidad como una pequeña ciudad[6].
Los centros de datos tienen sus raíces en las enormes salas de ordenadores de los años 40, tipificadas por ENIAC, uno de los primeros ejemplos de centro de datos[7][nota 2] Los primeros sistemas informáticos, complejos de operar y mantener, requerían un entorno especial para funcionar. Se necesitaban muchos cables para conectar todos los componentes, y se idearon métodos para acomodarlos y organizarlos, como bastidores estándar para montar los equipos, suelos elevados y bandejas de cables (instaladas por encima o por debajo del suelo elevado). Un solo ordenador central requería una gran cantidad de energía y tenía que estar refrigerado para evitar el sobrecalentamiento. La seguridad se convirtió en algo importante, ya que los ordenadores eran caros y a menudo se utilizaban con fines militares[7][nota 3], por lo que se elaboraron unas directrices básicas de diseño para controlar el acceso a la sala de ordenadores.

infraestructura de los centros de datos

Un centro de datos (inglés americano)[1] o centro de datos (inglés británico)[2][nota 1] es un edificio, un espacio dedicado dentro de un edificio o un grupo de edificios[3] utilizado para albergar sistemas informáticos y componentes asociados, como sistemas de telecomunicaciones y almacenamiento[4][5].
Dado que las operaciones informáticas son cruciales para la continuidad de la empresa, suele incluir componentes e infraestructuras redundantes o de reserva para el suministro eléctrico, las conexiones de comunicación de datos, los controles ambientales (por ejemplo, aire acondicionado, extinción de incendios) y diversos dispositivos de seguridad. Un gran centro de datos es una operación a escala industrial que utiliza tanta electricidad como una pequeña ciudad[6].
Los centros de datos tienen sus raíces en las enormes salas de ordenadores de los años 40, tipificadas por ENIAC, uno de los primeros ejemplos de centro de datos[7][nota 2] Los primeros sistemas informáticos, complejos de operar y mantener, requerían un entorno especial para funcionar. Se necesitaban muchos cables para conectar todos los componentes, y se idearon métodos para acomodarlos y organizarlos, como bastidores estándar para montar los equipos, suelos elevados y bandejas de cables (instaladas por encima o por debajo del suelo elevado). Un solo ordenador central requería una gran cantidad de energía y tenía que estar refrigerado para evitar el sobrecalentamiento. La seguridad se convirtió en algo importante, ya que los ordenadores eran caros y a menudo se utilizaban con fines militares[7][nota 3], por lo que se elaboraron unas directrices básicas de diseño para controlar el acceso a la sala de ordenadores.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos