Cristal borosilicato impresora 3d

Cristal borosilicato impresora 3d

Lecho de impresión de vidrio de borosilicato

Parece que el vidrio está ligeramente «abombado» en el centro de un lado y «levantado» en el centro del otro lado. Me pregunto si esto es un signo de un vidrio defectuoso, o si es probable que el vidrio cambie ligeramente de forma al calentarse.

La lógica diría que si cambia de forma, la parte inferior probablemente se calentaría más, ya que está contra el calentador, mientras que la parte superior está ligeramente más fría, por lo que, en teoría, la parte inferior podría expandirse más «tirando» del centro hacia abajo.

Cuanto más te adentres en los estudios mecánicos como la impresión 3d, las fresadoras y los tornos, descubrirás que nada es perfectamente plano. Todo tiene una tolerancia, tanto si el fabricante la proporciona como si no. Los mejores fabricantes proporcionan los datos de tolerancia.

Como has descubierto o descubrirás, sí, el vidrio se deforma cuando se calienta. Esto se debe a que no se calienta el vidrio de manera uniforme. Cuando se forman puntos calientes y fríos en el vidrio, éste tiende a deformarse hacia arriba o hacia abajo, dependiendo de cómo se desplace el calor.

Se puede remediar este alabeo, ya que suele aparecer en el mismo lugar durante el ciclo de calentamiento. Por lo tanto, si se calibra después de calentar la cama, se deberían reducir dichos errores. Otra forma más completa de arreglar esto, es con un sensor táctil físico y crear un mapa de cuadrícula de la geometría de la cama.

Cama de impresión de vidrio 235x235x…

La resistencia de cualquier objeto impreso en 3D depende de la calidad de su base, la primera capa de sustrato depositada. Incluso la pieza mejor diseñada corre el riesgo de funcionar mal si hay variaciones o defectos en la superficie de impresión. Para garantizar una calidad y un rendimiento óptimos de la pieza, es fundamental seleccionar una base de impresión 3D fiable.

Existe una gran variedad de materiales para las superficies de impresión 3D: desde el plástico acrílico y el aluminio, superficies más tradicionales, hasta materiales especiales como el poliuretano termoplástico. Sin embargo, en los últimos años, el vidrio se ha convertido en la opción preferida.

La impresión 3D requiere grandes cantidades de calor -tanto del material de impresión fundido como, si es necesario, de una cama calefactora-, pero el borosilicato tiene un coeficiente de expansión térmica muy bajo, lo que significa que los cambios físicos que sufre cuando se somete a altas temperaturas son mínimos.

Cuando se utiliza junto con un lecho térmico, los lechos de impresión 3D de vidrio de borosilicato minimizan o eliminan las deformaciones en las piezas terminadas. Los lechos de vidrio conducen el calor de manera uniforme, lo que permite que la pieza impresa se enfríe de manera uniforme y controlada, reduciendo así el riesgo de alabeo.

Tomshoo 200 * 200mm r…

Actualmente tengo una cama de vidrio de borosilicato. La compré poco después de adquirir mi impresora y está bien, pero hace poco imprimí la plataforma para el escáner portátil de 30 dólares y descubrí que apenas tiene 200mm de lado. Esto nunca fue un problema antes, por suerte lo tenía centrado perfectamente para permitirme imprimir.

Localmente puedo pagar un poco más de $30 por una cama de vidrio de borosilicato cortada a medida y esperar al menos 7 días, un poco más de $20 y obtener vidrio templado en un par de días, o un poco más de $10 por vidrio regular en un par de días.

Vidrio regular para mí, tienen 2 de tamaño para la cama de la impresora, sin problemas en los últimos meses de la impresión en ellos. Una nota sobre el vidrio de borosilicato, he leído comentarios (y visto esto personalmente con las viejas tazas de medir «pyrex») el vidrio puede astillarse o chip si algo se pega muy bien. Trátelo como un consumible, ya que con el tiempo se desgastará (se astillará, se agrietará, se romperá), independientemente del tipo.

La ventaja del vidrio borosilicato es que no se rompe con los grandes cambios de temperatura. El vidrio normal sí. Esto no suele ser un problema por el hecho de ponerlo en una cama caliente, ya que se calienta lo suficientemente lento como para no causar ningún problema.

Thingiverse

La industria de la impresión 3D en la última década ha crecido considerablemente con un tamaño de mercado de casi 10.000 millones de dólares en 2018, y se prevé que continúe la tendencia para alcanzar más de 34.000 millones de dólares en 2024. Este crecimiento se ha visto impulsado por el cambio en las aplicaciones de impresión 3D, que han pasado de la creación de prototipos a la fabricación de piezas funcionales. Dado que el material de impresión representa entre el 10 y el 30% del mercado, no queda más remedio que analizar las opciones que existen para dichos materiales y estudiar sus propiedades y límites.

La impresión 3D ha incorporado muchos materiales a su arsenal de materiales de impresión; los más comunes son los plásticos y los metales. El vidrio, por el contrario, y sus correspondientes máquinas de impresión sólo han entrado en las primeras fases del juego.

A pesar de que se utiliza como material de relleno en la impresión 3D de plástico, el vidrio sigue siendo un material difícil de trabajar. Sin embargo, la innovación en la ciencia de los materiales y la fabricación aditiva (AM) ha permitido a investigadores y empresas aventurarse en esta línea de trabajo y probar las propiedades y los posibles resultados del vidrio como material de impresión.

Usamos cookies para asegurar que le damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúa usando este sitio, asumiremos que está de acuerdo con ello. Nuestros socios (incluye a Google) podrán compartir, almacenar y gestionar sus datos para ofrecerle anuncios personalizados    Más información
Privacidad